Latin American Jazz Orchestra y Laura Dickinson presentan repertorio inédito para México

Agencias

Ciudad de México.- La impresionante voz de Laura Dickinson acompañando el talento de la Latin American Jazz Orchestra, abrazó al público mexicano y llenó de nostalgia las paredes del auditorio Fra Angélico del Centro Universitario Cultural (CUC), durante el tributo a Frank Sinatra.

En su primera presentación en México, la cantante recién nominada a los premios EMI compartió las canciones que integran “A Sinatra with Love”, albúm que fue nominado a 13 Grammy y ganador de 3 premios.

Quienes asistieron al auditorio del CUC pudieron disfrutar el ritmo y cadencia de Come Fly With Me, Learning the Blues, Tender Trap, Indian Summer, You go my head, Best it yet to Come, How About You y I’ve Got My Loce to Keep Me Warm.

Todas ellas canciones del repertorio romántico de Frank Sinatra, pero también y gracias a los arreglos de Michael Bubble y otros talentosos músicos, fue posible conocer la versión en swing de algunos éxitos pop como: Hey Mama, Love on Top y Love You Didn’t Do Right.

“Sinatra era un artista que se actualizaba todo el tiempo y si hoy estuviera vivo este sería el tipo de canciones que escucharíamos”, afirmó Laura Dickinson.

A su vez, Isaías Jiménez, representante de la orquesta agradeció la participación de Dickinson, gracias a quien fue posible escuchar el concierto nunca antes interpretado en México y agradeció al público asistente el apoyo a este proyecto independiente que no recibe colaboración gubernamental.

La cantante norteamericana de origen irlándes agradeció la calidez del público mexicano interpretando en español “Piel Canela”, canción que arrancó el aplauso del público y puso a corear al auditorio completo.

Dickinson compartió con el público parte de su historia como cantante para Disney Channel, al compartir su voz para programas como Phineas y Ferb, Princesa Sofia y Elena de Avalor, interpretando la música de estas caricaturas.

Al término del concierto, Laura Dickinson agradeció el cariño del público mexicano, recordó que tenía muchas ganas de venir al país y afirmó que le encantaría ofrecer otro concierto en México e interpretar nuevas canciones en español.

Tëgaam Squad, grupo de hip-hop en mixe muestra su proyecto en Oaxaca

Jóvenes de San Juan Guichicovi, Oaxaca, cantaron en lengua mixe el fin de semana en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) y el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa).

Con dos conciertos el grupo de hip-hop Tëgaam Squad, integrado por Víctor Manuel Lorenzo Antonio, José Ángel Flores Mijangos, Rodolfo Ramírez Cruz y Jorge Luis Gómez González, acercó a los asistentes a parte de su cultura.

En entrevista Víctor Manuel Lorenzo Antonio indicó que en las letras de sus canciones abordan la vida cotidiana del lugar donde viven, así como el tema del amor.

Este proyecto lo iniciaron con la idea de preservar su lengua materna, y a través del canto difundir la cultura mixe, sobre todo en las nuevas generaciones, el grupo de hip-hop Tëgaam Squad surgió en enero de 2016, pero los integrantes ya tenían tiempo dedicándose a la música.

Lorenzo Antonio comentó que algunas personas tienen mal concepto género del rap o hip-hop, lo que ellos buscan es cambiar esta idea y al mismo tiempo acercar a las nuevas generaciones a la cultura y lengua mixe.

El IAGO y el CaSa organizaron este par de conciertos para presentar el proyecto de los jóvenes y al mismo tiempo continuar con la difusión de las lenguas indígenas en el estado de Oaxaca.

Cabe destacar que la Asociación Civil Amigos del IAGO y el CFMAB impulsan varios proyectos, junto con el IAGO y el CaSa para preservar y difundir las lenguas maternas, uno de ellos es la producción de material didáctico, así publicaciones literarias en lenguas indígenas.

Durante su estancia en Oaxaca los integrantes de Tëgaam Squad tuvieron un acercamiento al arte al visitar las exposiciones del IAGO, Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo y CaSa.

 

Culminan primeros conciertos de la Orquesta Sinfónica de Oaxaca

Los conciertos de la Orquesta Sinfónica de Oaxaca realizados este fin de semana dirigidos por el Maestro Enrique Barrios, cerraron con un rotundo éxito. La sociedad oaxaqueña se ha dado cita en el Teatro Macedonio Alcalá para disfrutar de los conciertos ofrecidos por tan emblemática institución musical.

Los músicos integrantes de la agrupación disfrutaron la dirección del Mtro. Enrique Barrios para estos dos conciertos y este a su vez se mostró agradecido por estar a cargo de la Orquesta Sinfónica de Oaxaca, así como del apoyo y asistencia de la sociedad oaxaqueña a estos conciertos.

Las piezas el programa correspondiente a este fin de semana fue Joaquín Gutiérrez Heras (1927-2012) Postludio; Arturo Márquez (1950) Homenaje a Gismonti Danzón No. 5, Portales De Madrugada; Ludwig Van Beethoven (1770- 1827) Sinfonía No. 1 en Do Mayor, Op. 21, y la interpretación se llevó de una manera extraordinaria, muy al estilo del Maestro Barrios.

Los amantes de la música de orquesta abarrotaron el Teatro Macedonio Alcalá en estas primeras fechas de concierto, maravillados por la calidad musical con la que cuenta la Orquesta Sinfónica de Oaxaca y entusiasmados por las próximas fechas y las participaciones de los directores invitados.

La SECULTA se honró de contar con la presencia de diversos funcionarios de la administración pública estatal y local; y medios de comunicación que gustosos respondieron a la invitación de la titular de la dependencia.

Los próximos conciertos de la Orquesta Sinfónica de Oaxaca se realizarán los días viernes 7 y domingo 9 de abril de 2017 a las 20:00hrs y 18:00hrs. respectivamente en el Teatro Macedonio Alcalá con la presencia del Maestro Rodrigo Sierra Moncayo como Director invitado y del Violonchelista Adolfo Ramos como solista de la noche.

Las fechas de los conciertos y la distribución de los boletos será informado por la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca a través de sus redes sociales oficiales: Facebook Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca @seculta; twitter @SECULTA_GobOax.

 

Rodolfo Walsh; el terror y su cifra desnuda

Agencias

Buenos Aires.- Rodolfo Walsh fue emboscado el 25 de marzo de 1977, un día después de haber terminado de escribir su Carta Abierta a la Junta Militar, que se convirtió en su última palabra pública y a la que el colombiano Gabriel García Márquez definió como “obra maestra del periodismo”. Con motivo del primer aniversario de la instalación de la dictadura (1976-1983), el escritor argentino denunció sus atrocidades en un texto riguroso y preciso. A continuación, algunos extractos:

“El 24 de marzo de 1976 derrocaron ustedes a un gobierno del que formaban parte, a cuyo desprestigio contribuyeron como ejecutores de su política represiva, y cuyo término estaba señalado por elecciones convocadas para nueve meses más tarde”.

“2. 15 mil desaparecidos, 10 mil presos, cuatro mil muertos, decenas de miles de desterrados son la cifra desnuda de ese terror.

“Colmadas las cárceles ordinarias, crearon ustedes en las principales guarniciones del país virtuales campos de concentración donde no entra ningún juez, abogado, periodista, observador internacional. El secreto militar de los procedimientos, invocado como necesidad de la investigación, convierte a la mayoría de las detenciones en secuestros que permiten la tortura sin límite y el fusilamiento sin juicio”.

“3. La negativa de esa Junta a publicar los nombres de los prisioneros es asimismo la cobertura de una sistemática ejecución de rehenes en lugares descampados y en horas de la madrugada con el pretexto de fraguados combates e imaginarias tentativas de fuga”.

“4. Entre mil 500 y tres mil personas han sido masacradas en secreto después que ustedes prohibieron informar sobre hallazgos de cadáveres que en algunos casos han trascendido, sin embargo, por afectar a otros países, por su magnitud genocida o por el espanto provocado entre sus propias fuerzas”.

“5. Estos hechos, que sacuden la conciencia del mundo civilizado, no son, sin embargo, los que mayores sufrimientos han traído al pueblo argentino ni las peores violaciones de los derechos humanos en que ustedes incurren. En la política económica de ese gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada.

“En un año han reducido ustedes el salario real de los trabajadores al 40 por ciento, disminuido su participación en el ingreso nacional al 30 por ciento, elevado de seis a 18 horas la jornada de labor que necesita un obrero para pagar la canasta familiar, resucitando así formas de trabajo forzado que no persisten ni en los últimos reductos coloniales”.

“6. Dictada por el Fondo Monetario Internacional según una receta que se aplica indistintamente al Zaire o a Chile, a Uruguay o Indonesia, la política económica de esa Junta sólo reconoce como beneficiarios a la vieja oligarquía ganadera, la nueva oligarquía especuladora y un grupo selecto de monopolios internacionales (…)”.

 

Anuncian convocatoria de taller de revisión de guión 2017

Ciudad de México.- CINE QUA NON LAB anuncia la convocatoria de su Taller de Revisión de Guión 2017 para largometrajes de ficción.

El Taller de Revisión de Guión es un taller – residencia de dos semanas de duración que brinda la oportunidad a cineastas independientes de todo el mundo de trabajar de manera intensiva en sus guiones de largometraje de ficción en un entorno pensado para fomentar la colaboración profesional y el desarrollo de guiones de alta calidad.

A lo largo de los años en que se ha llevado a cabo este taller han pasado por el destacados cineastas y títulos como: Diego Quemada-Diez (España) y Gibrán Portela (México): La Jaula de Oro (2013), Maris Curran (USA): Five Nights in Maine (2015), Elise DuRant (México): Edén (2012), Rocío Lladó (Perú): La amante del libertador (2014), Ana Virginia Bojórquez (Guatemala): La casa más grande del mundo (2015), Lucía Carreras (México): Tamara y la Catarina(2016)

Alejandro Andrade Pease (México): Cuernavaca (2016), Evan Buxbaum (USA): Sun Belt Express (2014), Francisco Varone (Argentina): Camino a la Paz (2015) Jurgen Ureña (Costa Rica): Abrázame como antes (2016), Kareem Mortimer (Bahamas): Cargo (2017).

El taller se celebrará del domingo 6 de agosto al sábado 19 de agosto de 2017 en la comunidad de Tzintzuntzan, en el Estado de Michoacán (México), a unos 50 km de la ciudad de Morelia. Los espacios de trabajo y hospedaje están enclavados en la Sierra Madre Occidental, en un tranquilo refugio natural al borde del lago de Pátzcuaro.

Este año además del programa de dos semanas, se contará con dos sesiones de seguimiento en línea que se llevarán a cabo en octubre de 2017 y enero de 2018 respectivamente.

A través de la convocatoria se seleccionará a 10 cineastas de todo el mundo. Solo se aceptarán al taller guiones de largometraje de ficción completos que se encuentren listos para iniciar el proceso de revisión. Solo podrán solicitar su admisión al taller los guionistas o guionistas / directores que estén desarrollando su primer o segundo largometraje de ficción.

El plazo para postular finaliza el 5 de abril de 2017.  Para consultar la convocatoria completa visite https://cinequanonlab.org/.

 

Acerca de CINE QUA NON LAB

 

CINE QUA NON LAB es una organización sin fines de lucro con sede en Morelia (México). Su misión es apoyar el cine independiente ofreciendo un entorno donde los cineastas puedan desarrollar su proceso creativo, intercambiar ideas y establecer nuevas oportunidades de colaboración.

 

El dato

 

*Se seleccionará a 10 cineastas de diferentes partes del mundo.

*Se llevará a cabo del 6 al 19 de agosto en Tzintzuntzan, Michoacán.

*Por primera ocasión, habrá dos sesiones de seguimiento​ en línea que​ se realizarán en octubre de 2017 y enero de 2018.

 

Presentan el Atlas Etnográfico del Estado de México

Ciudad de México.- Favorecido por un acumulado de condiciones geográficas, climáticas y biodiversidad, el Estado de México ha sido durante milenios la superficie más poblada del actual territorio de la República Mexicana; por tales factores, son numerosas las comunidades originarias que en él prosperan actualmente, y cuyos principales rasgos de organización política, lenguaje, religión, economía y tradiciones populares, entre otros, confluyen en el libro Los pueblos indígenas del Estado de México. Atlas etnográfico.

Presentado en el Museo Nacional de las Culturas, este nuevo texto, coeditado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Fondo Editorial Estado de México, es resultado de casi 17 años de investigación de etnógrafos, antropólogos, historiadores y otros especialistas.

La publicación, coordinada por Efraín Cortés Ruiz y Jaime Carreón Flores, ambos investigadores del INAH, fue comentada por María Isabel Campos Goenaga, coordinadora nacional de Antropología; Yólotl González Torres, investigadora emérita del instituto; y María Teresa Jarquín Ortega, fundadora y académica del Colegio Mexiquense.

La etnohistoriadora Campos Goenaga indicó que la publicación deriva del Proyecto de Etnografía de los Pueblos Indígenas en el Nuevo Milenio, iniciado en 1999 y con el cual se han producido diversos materiales de difusión, entre ellos los atlas etnográficos dedicados a conocer, revalorar y promover la identidad cultural de las comunidades originarias del país.

Con el volumen dedicado al Estado de México, dijo, suman once los atlas que —otrora centrados en Oaxaca, Ciudad de México, Chiapas, Veracruz, Puebla, Morelos, Hidalgo, la Huasteca y el semidesierto queretano, Chihuahua y los pueblos indígenas del noroeste— ofrecen “investigaciones serias y rigurosas, pero de formato amable y lecturas aptas para públicos no necesariamente especializados en etnografía y disciplinas afines”.

La etnóloga Yólotl González Torres destacó la división del libro en tres grandes apartados: el primero, Estudios básicos, abocado a descripciones de carácter general sobre temas lingüísticos, económicos, sociales y de regionalización; el segundo, titulado Macroetnias, reúne ensayos sobre dos grupos indígenas de gran presencia en el territorio mexiquense: mazahuas y otomíes.

En el tercer apartado, Microetnias, se aborda la integración, los espacios cotidianos, organización política, agricultura, fiestas populares e historia de minorías étnicas, como los nahuas, matlatzincas y otras poblaciones que habitan o tuvieron presencia en la entidad, caso de los barrios oaxaqueños o mayas que existieron en tiempos prehispánicos en Teotihuacan.

De esta forma, en los tres apartados se agrupan 29 capítulos y un total de 44 artículos, que dan cuenta, por ejemplo, de los procesos adaptativos que atravesaron los antiguos altepeme (unidad poblacional), una vez implantados los modelos políticos, laborales y de distribución de la tierra de la época colonial, y las haciendas del siglo XIX e inicios del XX.

Otro fenómeno social, como el estudiado por Efraín Cortés Ruiz en el capítulo La economía indígena en el Valle de Toluca, se vincula con la ruptura entre los pobladores de la primera mitad del siglo XX, que aún basaron sus ingresos en el cultivo tradicional, y las generaciones posteriores, cuya labor cotidiana está más vinculada a la industria, el servicio a los centros industriales de Toluca o el Valle de México, e incluso con la migración a Estados Unidos.

También se incluyen capítulos enfocados a tradiciones populares, como las danzas de moros y cristianos en el valle de Teotihuacan; el vínculo entre religiosidad y agricultura de los denominados graniceros; o la importancia del Día de Muertos y el culto a los difuntos en el municipio de Donato Guerra.

Los pueblos indígenas del Estado de México. Atlas etnográfico está disponible en puntos de venta del INAH, como la Librería Francisco Javier Clavijero (Córdoba 43, Col. Roma) o la tienda del Museo Nacional de las Culturas (Moneda 13, Centro Histórico); también se distribuirá por medio de la red Educal.

Tras la presentación del libro, se inauguró la exposición fotográfica homónima, integrada por 40 imágenes que dan cuenta de la historia de la fotografía en México, desde el daguerrotipo a las reproducciones digitales.

Sergio Vargas, el niño pianista, es ovacionado en Bellas Artes

Notimex

Ciudad de México.- El niño pianista Sergio Vargas Escoruela cautivó al público por su destacada actuación en el concierto que ofreció con la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

La sala que lució parcialmente llena de público, recibió a Sergio Vargas como solista invitado en el Programa 5 de la OSN, bajo la dirección huésped de Pablo González.

El niño de 11 años de edad salió al escenario portando un traje color negro saludó al concertino y al director de orquesta con un beso en la mejilla, mientras se escuchaban los aplausos del público.

El recital arrancó con “Concierto para piano núm. 8 en do mayor KV 246, Lützow”, de Wolfgang Amadeus Mozart, de la cual se desprenden los movimientos Allegro aperto, Andante y Rondeau Tempo di menuetto.

Con una sonrisa y su mirada hacia el director y a los músicos, Vargas Escoruela tocó la pieza de Mozart con una sencilla movilidad de sus manos en el teclado mientras su rostro reflejaba la felicidad por tocar.

Al terminar la pieza se levantó y se dirigió a la puerta del escenario para luego regresar ante las fuertes ovaciones y recibir unos arreglos florales, ante la mirada de los músicos que se levantaron de sus asientos y se unieron a las ovaciones.

No faltó el encore que a manera de agradecimiento el niño pianista tocó para el deleite de los asistentes que lo despidieron con grandes ovaciones.

Como parte del programa la Orquesta Sinfónica Nacional ejecutó las obras “Sinfonía en re mayor”, de Antonio Sarrier, de la cual se desprenden las piezas Allegro, Andante y Fuga.

Además de “Sinfonía núm. 8 en sol mayor, Op. 88”, de Antonin Dvorak, que contiene los movimientos Allegro con brío, Adagio, Allegretto grazioso y Allegro, ma non troppo.

El niño pianista Escoruela es originario de Torreón, Coahuila, nació en agosto de 2005 e inició sus estudios de piano a los siete años de edad con Mariana Chabukiani. Ha tocado tanto en recitales como en eventos altruistas celebrados en los principales recintos de la Comarca Lagunera.

 

—————–

 

Dejaron un legado literario

Excélsior

Ciudad de México.- En la columna que la poeta y diplomática Rosario Castellanos (1925-1974) —considerada una de las escritoras mexicanas más importantes del siglo XX— publicó en Excélsior el 14 de octubre de 1967 reflexionaba sobre “Lo que somos, lo que hemos sido”, desentrañando la riqueza de la literatura nacional.

Ésta es la primera de las colaboraciones de la famosa novelista y cuentista que El Periódico de la Vida Nacional ha reunido en cinco libros, que resguarda en su Archivo Histórico. La autora de Balún Canán escribió en Excélsior, la mayoría de las veces cada semana, hasta su trágica muerte ocurrida en Israel el 7 de agosto de 1974, donde fungió como embajadora de México desde abril de 1971.

La también cuentista, ensayista y dramaturga se ocupó de forma magistral de diversos temas: la literatura, la libertad, la paz, la maternidad, la cultura judía, la mujer, la obra de varios poetas y de su hijo Gabriel, a quien dedicó su última columna, titulada “Recado a Gabriel. Donde se encuentre”, que se volvió a publicar a manera de homenaje el 26 de agosto de 1974.

Castellanos es sólo una de las grandes plumas que han escrito en estas páginas, ya sea en la sección editorial o en diversos suplementos, a lo largo de sus cien años de vida, que cumplió el pasado 18 de marzo. Poetas, narradores, cronistas, historiadores, dramaturgos, filósofos, periodistas, artistas, cineastas y críticos de arte han dejado huellas de su obra y pensamiento en este diario. Algunos como colaboradores habituales y otros a través de escritos esporádicos o menos constantes, pero igual de vitales.

Entre la larga lista destacan figuras como Octavio Paz (hoy único Nobel de Literatura mexicano), Daniel Cosío Villegas, Jorge Ibargüengoitia, Josefina Vicens, Jaime Torres Bodet, Vicente Leñero, José Revueltas, Gabriel García Márquez, Julio Cortázar,  Salvador Novo, Ramón Xirau, Luis Villoro y Carlos Fuentes.

Así también Ricardo Garibay, Maruxa Vilalta, G. K. Chesterton, Mario Vargas Llosa (Nobel de Literatura peruano-español 2010), Emmanuel Carballo, Gastón García Cantú, María Luisa La China Mendoza, Raquel Tibol, Luis Spota, Hernán Lavín Cerda, Rodolfo Stavenhagen, Oriana Fallaci y José Emilio Pacheco.

Imposible mencionar a todos los que han consolidado una tradición y presencia cultural y literaria que comenzó incluso antes de que naciera Excélsior, en su antecesora Revista de Revistas.

Este semanario, adquirido en 1915 por Rafael Alducin, el futuro fundador del diario, publicó en 1916 La sangre devota, el primer poemario de Ramón López Velarde (1888-1921), hoy considerado el padre de la poesía moderna. Esta obra, cuya portada se ilustró con una pintura de Saturnino Herrán, también conmemoró el año pasado su centenario.

El entonces joven López Velarde, que trabajaba como redactor en Revista de Revistas, atrajo posteriormente hacia la página literaria de El Periódico de la Vida Nacional a poetas como Miguel Othón Robledo, Enrique Fernández Ledesma, José Juan Tablada, Manuel de la Parra y José D. Frías.

El investigador Pável Granados detalla en su ponencia “Los poetas y los bohemios”, con la que participó el pasado 16 de marzo en el coloquio Cien años de Cultura y Letras en Excélsior, que el matutino “financió las existencias de esos poetas tan entrañables como olvidados”.

“¿Y el vate Othón Robledo?”, se pregunta. “Ya llevaba mucho tiempo muriendo. En una ocasión, le dijo a sus amigos: ‘Vayan a Excélsior, y digan que ya me morí y pidan una cooperación para mi velorio’. Con lo que recibieron, Othón y sus amigos agarraron una larga parranda”, agrega.

 

Dos ejemplos más

 

El dramaturgo y novelista Jorge Ibargüengoitia (1928-1983) ya cautivaba a los lectores de Excélsior con su ironía y agudo sentido del humor el 24 de enero de 1969, cuando publicó “Para qué sirve la crítica II. Dichos de los siete sabios”. Cada semana, y en ocasiones dos veces en este lapso, el también ensayista y cuentista entregaba sus graciosos análisis sobre la vida cotidiana en la Ciudad de México, la hospitalidad de sus habitantes, el crecimiento poblacional, los proletarios, las enfermedades crónicas, los policías, el cine, la ley, el voto y la literatura.

Nunca dejó de enviar su columna con puntualidad, ni siquiera el medio año que viajó por diversos países de Europa en 1975. Mandaba crónicas de las situaciones que enfrentaba como turista mexicano en el viejo continente y cómo veía la vida en las urbes que visitaba: Londres, El Cairo, Luxor, Alejandría, París, Venecia, Barcelona, Florencia, Milán, Bilbao o Madrid.

El autor de Los pasos de López hizo el 27 de junio de 1975 un corte de caja de su presencia en Excélsior y anunció que se tomaría un descanso de seis meses, lo que cumplió con puntualidad. En el artículo “Mis vacaciones. No me toquen las golondrinas” dice que éste será el último texto de “una serie que comencé en diciembre de 1968, hace seis años y medio. Primero uno a la semana y luego dos, primero en un rincón y luego en la página 7”.

E hizo la cuenta de que había publicado ya 600 escritos y dos mil cuartillas. “Me voy porque me da la gana y regreso dentro de seis meses… Estoy satisfecho con mi columna”, apuntó.

Y el 2 de enero de 1976, Ibargüengoitia anunció su retorno con el artículo “El regreso del hijo pródigo. Fin de vacaciones”, sólo para permanecer hasta el 5 de julio de 1976, pues salió de El Periódico de la Vida Nacional junto con el equipo encabezado por el periodista Julio Scherer.

Otra de las presencias constantes en el matutino centenario fue el escritor, ensayista y editor Emmanuel Carballo (1929-2014), quien para el 14 de agosto de 1966 ya se consolidaba como crítico literario a través de su “Diario público”.

En esta página que se volvió indispensable para las letras en español, que entregó durante tres años, hasta agosto de 1969, analizaba obras específicas de escritores como Carlos Fuentes, Marco Antonio Montes de Oca, Agustín Yáñez, Alfonso Reyes, Torres Bodet, Salvador Novo, Paz, José Revueltas, Alejo Carpentier y José Vasconcelos.

A partir de septiembre de 1969 y hasta abril de 1972, fecha de la última colaboración que resguarda el Archivo Histórico, Carballo hurgó en el mundo de los editores, los distribuidores y los lectores mexicanos, las novísimas letras, pero también en sucesos y personajes como las elecciones en Colombia o el presidente chileno Salvador Allende.

Un universo de creadores igual de prolífico brilló en la sección cultural dominical Diorama de la cultura, que nació el 4 de diciembre de 1949 y duró casi 20 años; en el suplemento cultural Diorama, del 19 de enero de 1969 al 3 de octubre de 1982; y en el suplemento El Búho, que se publicó de 1984 a 1998.

Mención aparte merece la revista Plural, dirigida por Octavio Paz, que apareció bajo su timón en octubre de 1971 y, tras editar 58 números, uno por mes, dejó de publicarse en julio de 1976, dando pie a una segunda época ya con otro perfil. Los proyectos singulares e innovadores que los grandes escritores han echado a andar en Excélsior son uno de los principales legados del periodismo cultural mexicano del último siglo.

Preparan exposición de arte femenino en el MUPO

La Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta) invita al público en general a la exposición El infinito arte femenino, parte de la muestra Mujeres ¿Dónde están… en el Arte y la Cultura?, que se inaugura mañana sábado 25 de marzo a las 12:00 hrs. en el Museo de los Pintores Oaxaqueños.

La exposición consiste de una galería que estará abierta hasta el 21 de mayo, contando con las obras de reconocidas pintoras que a través de sus obras buscan hacer conciencia en materia de igualdad de género.

Las artistas que expondrán su trabajo son: Alejandra Audifred; Alejandra Villegas; Ana Santos; Azteca de Gyvez; Claudia Daowz; Cristina Luna; Edith González Hernández, Edith Morales Sánchez; Gilda Genis; Gisela Sánchez; Glorias Lli Camiro; Irma Guerrero Vargas; Ivonne Kennedy; Jade Midori; Jean Foss; Judith Ruíz; Julín Contreras; Justina Fuentes; Liliant Alanis; Luna Ortiz; Miriam Ladrón de Guevara; Nely Aide Cruz; Nina Mayes; Paola López; Rocío F. Barraza; María Rosa Astorga; Siegrid Wiese y Susana Wald.

Mujeres ¿Dónde están… en el Arte y la Cultura?, representa un trabajo en conjunto entre la Secretaría de las Culturas y las Artes de Oaxaca y ConArte dedicados a abrir espacios a mujeres artistas de diferentes disciplinas con el afán de exponer sus trabajos.

 

Ofrecen concierto de hip-hop en mixe a cargo de Tëgaam Squad

Processed with VSCO with m3 preset

Con la idea de preservar la cultura mixe a través de canciones, en enero de 2016 surgió el grupo de hip-hop Tëgaam Squad, quienes ayer jueves ofrecieron un concierto en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO).

Originarios de San Juan Guichicovi, Oaxaca, Víctor Manuel Lorenzo Antonio, José Ángel Flores Mijangos, Rodolfo Ramírez Cruz y Jorge Luis Gómez Gonzáles, presentaron su propuesta, la cual fusiona el género del hip-hop con la lengua mixe.

Cada uno de los integrantes se dedicaba a la música de manera individual, tras una reunión decidieron crear un grupo de hip-hop, el objetivo de los integrantes era cambiar el concepto que se tiene de este género musical, y al mismo tiempo acercar a las nuevas generaciones a la cultura y lengua mixe.

 

———-

 

1 2 3 40