Olvido del gobierno de Cué originó muertes de mujeres de Coatzóspam

Óscar RODRÍGUEZ

En el municipio de San Juan Coatzóspam, que se localiza en la Sierra Mazateca de Oaxaca, unas 5 mujeres indígenas en estado de gravidez perdieron la vida durante el trayecto al hospital, porque durante el gobierno de Gabino Cué se dejó de surtir medicamentos e insumos a la clínica del lugar, reconoció el presidente municipal Arturo Carrera.

En entrevista, asegura que, en la clínica rural del poblado, ubicado a 320 kilómetros de la capital oaxaqueña, carece de lo indispensable, de  médico, enfermeras, y hasta de ambulancia para atender una urgencia.

“En el tema de salud tenemos condiciones muy desfavorables, pues no contamos con médicos, ni con medicamentos. El único hospital regional que funciona y se cuenta en esta zona, es el hospital de Huautla de Jiménez, pero también ese nosocomio no cuenta y, a mitad de camino se muere nuestra gente, por eso le pedimos a las autoridades que se haga algo para revertir la situación”.

El munícipe afirma que los partos se practican, la mayoría, en Huautla de Jiménez, y para avanzar de San Juan Coatzóspam se hace una hora de trayecto, y a mitad de camino se muere la gente y el costo de la trasportación es de 150 pesos, es decir, que por ir y regresar se gasta la gente más de 300 pesos.

Aseguró que el ayuntamiento poco puede hacer para ayudar a las mujeres, porque carece de los medios, se advierte incluso de la existencia de una ambulancia pero, esta, lamentablemente se encuentra en malas condiciones.

 

¿Y recuerda de la muerte de alguna mujer originaria de San Juan Coatzóspam por no poder dar a luz en un hospital regional?

 

-Sí, hay casos, de 5 a 6, la mayor parte de las mujeres que no llegaron a tiempo al hospital.

 

Nuestra clínica fue abandonada en el sexenio pasado por el ex gobernador Gabino Cué, ya que jamás se atendió y se surtió de medicamentos ni tampoco se le dotó de un médico o una enfermera a nuestra población.

Aseguró que en repetidas ocasiones se denunció y se solicitó la ayuda a la Secretaría de Salud estatal a cargo de Germán Tenorio, de la situación, pero jamás se hizo algo para atender el problema.

El alcalde aseguró que en los últimos meses llegó una representación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para hacerse cargo del hospital que quedó abandonado, se ha empezado a dotar de medicamentos y de una enfermera para atender a los habitantes de la comarca.

También hay el compromiso del gobernador Alejandro Murat, para dotar de una nueva ambulancia y de construir y modernizar la carretera, además de se han trasladado brigadas de médicos  itinerantes para atender las emergencias sanitarias de la población.

San Juan Coatzóspam es un municipio considerado como de los de mayor marginación y pobreza del país, cuenta con censo de 4 mil  600 habitantes, se estima que un 35 por ciento ha emigrado derivado a la crisis del café y a la falta de oportunidades para obtener un empleo digno.

El nivel de analfabetismo es del 45 por ciento, el 70 por ciento de los habitantes habla dialecto mixteco, mientras que los niveles de deserción escolar son del 48 por ciento.

De mortalidad materna de 4.5 por ciento de niños nacidos vivos, del 6.3 por ciento permean las muertes por cólera, diarrea y por males congénitos. El 49 por ciento de los habitantes viven hacinados, el 35 por ciento en casas de lámina y madera  o cartón. No hay agua potable, ni drenaje.

 

CRECE LA INSEGURIDAD

 

Finalmente, San Juan Coatzóspam se ubica en la nueva ruta de paso de migrantes, lo que genera que crezcan los asaltos carreteros y las extorsiones a negocios por parte de bandas criminales que trafican con personas.