Exigen legisladoras federales reforzar sanciones a violencia política de género

*Tras las declaraciones misóginas de Guillermo Anaya, candidato del PAN a la gubernatura del Estado de Coahuila, diputadas y senadoras piden castigar la violencia sexista en el lenguaje empleado en las campañas electorales

 

 

Ante el aumento de declaraciones misóginas, de violencia de género y discriminación, legisladoras federales de las fracciones parlamentarias del PRI y PVEM, entre ellas, la senadora Hilda Flores y la diputada Mariana Benítez Tiburcio, presidenta y secretaria del Organismo Nacional de Mujeres Priistas, presentaron un punto de acuerdo por el que se exhorta a organismos y dependencias gubernamentales a reforzar programas para prevenir el uso de lenguaje sexista.

El punto de acuerdo fue presentado luego de la indignación que mostraran mujeres de todo el país, y principalmente de Coahuila ante las declaraciones misóginas de Guillermo Anaya quien en un acto de campaña en Ciudad Acuña, Coahuila dijo “les vamos a dar puro chile a las lideresas del PRI”.

Respecto a los hechos que dieron origen a este exhorto, la diputada federal Mariana Benítez dijo que se debe condenar y castigar la violencia machista del candidato pues las expresiones violentas no deben tolerarse en ningún contexto “Simplemente no debemos dejar que este tipo de violencia se naturalice y mucho menos podemos permitir que quien aspira a gobernar se refiera así de las mujeres a quienes también representará”.

Mediante el punto de acuerdo las legisladoras exhortan al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, a la Secretaría de Gobernación, al Instituto Nacional Electoral y al gobierno de las entidades federativas del país, a que en el marco de sus atribuciones y de manera coordinada, refuercen sus programas, acciones y lineamientos a fin de prevenir el uso de lenguaje sexista en contra de las mujeres durante los procesos electorales.

En el documento presentado se evidencian las diversas expresiones que van en contra de los principios, bases y pilares del régimen democrático del país, y que además violentan los derechos de las mujeres, quienes independientemente de su afiliación política, deben ser respetadas.

Hilda Flores acusó que las declaraciones sexistas vertidas por Guillermo Anaya, contravienen los principios de equidad, igualdad y respeto que deben regir todo proceso electoral.

Por su parte, Mariana Benítez sostuvo que es urgente garantizar el respeto a las mujeres, pues han sido parte indispensable en el crecimiento del país, por lo que se debe erradicar cualquier conducta discriminatoria, misógina o machista que se presente en detrimento de su desarrollo.