Muro de contención en playas de Oaxaca

*Mitigar los efectos del mar de fondo, el objetivo

 

Óscar RODRÍGUEZ

 

El Ejército Mexicano y brigadistas de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), instalaron una barrera de contención con costales de arena en tres destinos de playa para mitigar los efectos del mar de fondo.

La encostalada fue ubicada en los destinos de playa de Puerto Escondido,  Zipolite, Puerto Ángel y Huatulco.

En las labores participaron unos 100 elementos de la Marina, 50 de la CEPCO, 150 elementos de la Policía Estatal y Municipal, ciudadanos y lancheros que se han sumado a las acciones.

El Coordinador Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), Amando Demetrio Bohórquez Reyes, reportó que los daños por el fenómeno mar de fondo han afectado una decena de palapas y restaurantes cercanos a la zona de playa.

Indicó que una vez identificado el censo de los negocios se realizarán las  obras de reconstrucción.

Aseguró que, pese a que la tormenta “Franklin” ya se disipa de las costas mexicanas, sigue habiendo mal tiempo y el riesgo de que continúe el oleaje alto, por lo que continúa cerrado por parte de la capitanía de puerto, la navegación marítima de altamar para embarcaciones menores y mayores.

 

DAÑOS EN CARRETERAS POR FRANKLIN

 

En tanto, la dirección de operación de Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO), reportó que las intensas lluvias reportadas por la tormenta “Franklin”, generó daños en el 13 por ciento de la red estatal carretera, particularmente en los tramos Oaxaca-Cerro Pelón-Tuxtepec, la Oaxaca-Tehuantepec, la Pinotepa Nacional-Puerto Escondido.

Además, la Oaxaca-Tlaxiaco  y en el camino de Chicapa de Castro-San Dionisio del Mar en el tramo “El Huamuchil”.

Apenas Oaxaca fue golpeada hace dos meses por las tormentas “Beatriz” y “Calvin” que dejó daños en la red carretera e hidráulica por más de 2 mil 700 millones de pesos, según reportaron autoridades estatales, que están en espere que se asignen los recursos para la reconstrucción por parte de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), a través del Fondo Nacional de Desastres (FONDEN) y se haga valer el seguro catastrófico  contratado hace un año.